Portada de 'Love is here and now you are gone'

“¿Recuerdas tu primera relación amorosa?”, así es como empieza la intro de ‘Monologue: Introduction to a love affair‘ de ‘Love is here and now you are gone‘ un disco sobre las fases de una relación romántica con fecha de caducidad que grabó en 1972 Tami Lynn (nombre artístico de Gloria Brown) cantante soul nacida en Gert Town (Nueva Orleans) en 1942, construyendo una curiosa analogía con lo efímero que resultó su idilio con el éxito artístico. Descubierta en un Talent Show por el influyente Jerry Wexler, la cantante de Louisiana registró una colección de canciones – editada por Cotillion, subsello de Atlantic – que incluía en sus surcos la tremenda ‘I´m gonna run away from you‘, compuesta y producida por Bert Berns en 1965 y que llegó a alcanzar el número 4 en las listas de éxitos del Reino Unido allá por 1971, cuando fue lanzada como single junto ‘The Boy next door‘. ‘I´m gonna run away from you‘ se convirtió en un éxito relativo, llegando a ser pinchada con asiduidad en las sudorosas sesiones de Northern Soul que tenían lugar en las salas inglesas a principios de los años 70 del siglo pasado.

El fulgurante aplauso que recibió esta canción eclipsó paradójicamente la publicación del LP del que iba a formar parte un año después de la publicación de aquel single: ‘Love is here and now you are gone’. Un álbum que fue prensado en vinilo con una curiosa secuenciación: ocho canciones en la cara A, con cuatro cortes a modo de soliloquios enfermos de amor, deseo y desamor de la protagonista, seguido cada uno de ellos de un tema que lo complementa en el mismo surco: ‘Monologue: Introduction To A Love Affair / Wings Upon Your Horn‘, ‘Monologue: Hoping / Love Is Here And Now You’re Gone‘, ‘Monologue: Final Attempt / Can’t Last Much Longer’ (compuesta por el gran Allen Toussaint) y ‘Monologue: The Next Time! / That’s Understanding’, canciones que van desde la plegaria inicial de ‘Wings upon your horn’ y ‘Love is here and now you´re gone’ – baladón de Holland/Dozier/Holland que también popularizaron The Supremes y Michael Jackson hasta el animoso despliegue de vientos, teclados y cuerdas de ‘That´s understanding‘, que roza con la yema de los dedos el sonido country.

En la cara B del disco 6 trallazos de soul sensual, alentados por las dos canciones iniciales: ese hit rompe caderas, ya mencionado, que es ‘I´m gonna run away from you’ y la crema groove de ‘Ain’t No Soul (Left In These Old Shoes)‘, que rebajan el ritmo para recuperar el aliento con la calma melancólica de ‘A world left behind you‘,  seguida de la única canción compuesta expresamente para el disco: ‘Never no more’. Un trayecto que llega a su cénit tórrido con ‘Mojo Hannah‘ y ‘One More Night of sin‘ (sustituidas en una versión más pudorosa del LP por ‘Put That Ring On My Finger‘ y ‘How Many Tears‘, respectivamente). Resolución sensual y satisfactoria para un disco con el que Tami Lynn, y los que auspiciaban su carrera, buscaron alargar y complementar el éxito de su canción más conocida pero que no llegó a obtener los réditos comerciales deseados. El álbum fue reeditado en CD en 2005 por DBK Works.

Tami Lynn, quien también tuvo tiempo de cantar en los coros del esencial ‘Exile on the Main Street‘ (1971) de sus majestades The Rolling Stones, y participar en sesiones de grabación de Dr. John, desapareció de la primera línea artística durante casi veinte años hasta publicar el álbum ‘Tamiya Lynn‘ en 1992, en un despliegue de soul, jazz y funk digno también de ser recordado.

Opina

Escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre