Single, la nueva tranquilidad

Teresa Iturrioz e Ibon Errazkin nos hablan de las canciones de 'Hola'

Teresa Iturrioz e Ibon Errazkin son Single. Foto: Lourdes Cabrera.

La puerta de entrada a 'Hola' (Elefant Records, 2020) es un instrumental homónimo que sintetiza la veta melódica que fluye por cada uno de los cortes del disco y que a su vez sirve de enlace imaginario con 'Foto Aérea' (Elefant Records, 2018) último trabajo en solitario de Ibon Errazkin, uno de los dos componentes de Single. Un sonoro saludo que, guiado en los consiguientes surcos por la voz cálida y acogedora de Teresa Iturrioz, traza una colección de canciones que, más allá de haber sido publicadas antes del implacable despliegue de la pandemia, sin duda habrán servido de ayuda a quienes las hayan querido escuchar en estos días tan extraños. El propio Ibon subraya este hecho: "Algunos mensajes sí hemos recibido de gente diciéndonos que el disco les estaba acompañando mucho durante el confinamiento. Siempre hace mucha ilusión que te digan algo así."

Portada de 'Hola'

Incluso títulos como 'El roce', corte que anticipaba la salida del disco - y que contaba en su reverso con 'Un roce al paso' y el inesperado recitado de Javier Aramburu del poema sobre el despertar del deseo 'No decía palabras' de Luis Cernuda - probablemente llegaran a redimensionar su significado en un contexto marcado por el distanciamiento social."Pues sí. ¡Ojalá se hubiera hecho viral! Pero cuando hacemos algo no estamos pensando en que sea atemporal. Dos canciones de este disco han hecho que nos pregunten mucho por el feminismo. Está muy bien que la gente piense en las letras y les dé vueltas, al margen de lo que opinemos nosotros de ellas", explica Ibon.

Una recepción analítica de las letras de canciones de temática quizá inesperada cómo 'Canción para hombres grandes' por parte del público que guarda relación con el ambiente sosegado que planea por el disco y que revierte la cadencia bailable urdida a través del lovers rock y la música ligera que presidía el ya algo lejano 'Rea' (Elefant Records, 2014). Un movimiento de ficha que a muchos les ha parecido una vuelta a la casilla de salida, quizás empatando con el sonido de los Le Mans de última época, pero que en realidad es el resultado de aplicar la sugerente lógica interna del dúo tal y cómo explica Ibon: "No estábamos pensando a largo plazo. Siempre que hacemos un disco suele ser como reacción a lo anterior que hemos hecho. Así que según eso, el siguiente no debería parecerse a éste, pero ahora mismo no tenemos ni idea de por dónde tiraremos.

Lo que realmente no cambia, y es otro de los signos distintivos de la casa es su asociación artística y emocional con Javier Aramburu. Una sintonía total que germina en los clips que ilustran canciones como 'El Roce' o en las propias portadas de los discos, dónde el músico, pintor y diseñador donostiarra parece adoptar el rol del fotógrafo Mauro Balletti, haciendo de Teresa Iturrioz su Mina Mazzini particular. ¿Quizás porque la voz de Teresa, dentro de su singularidad, va dejando cada vez el listón más alto? . Teresa intenta sacarnos de dudas, aunque prevalece el misterio: "¡Gracias!  Ibon y yo tenemos la sensación de que lo de las portadas de Mina estaba en la cabeza de Javier Aramburu desde 2004. No hay certezas, habría que preguntárselo a él, pero, así poniendo juntas todas las portadas por ahí parece que asoma el espíritu Balletti."

Prosiguiendo con la conexión europea, a nivel instrumental podemos jugar a relacionar el sonido versátil de la guitarra de Ibon Errazkin y los sutiles aderezos instrumentales con la obra de músicos que ponían sus partituras a disposición del celuloide italiano o francés de los años 60 y 70. En esa terna entrarían los De Roubaix, Michel Legrand, Francis Lai, el mediterráneo de Moustaki… ¿Se trataba de conjugar lo cinematográfico y lo onírico sin perder el horizonte pop?, "Quizá sí, digo “quizá” porque el único punto de partida era hacer un disco tranquilo y con menos arreglos que otras veces, pero es cierto que a todos los músicos que citas los hemos escuchado mucho (Roubaix el que menos). De lo cinematográfico sí éramos más conscientes, porque estos años nos han llamado la atención muchas canciones que suenan en películas", afirma Ibon. Aún así y más allá del gracejo centro-europeo, estas canciones también podrían funcionar para un western a cámara lenta, rodado en algún estudio del desierto almeriense. ¿Se decantan por Morricone o mejor por Bacalov?. Ibon Errazkin prefiere cruzar el gran charco: "Pues igual nos gustan más las canciones de los westerns americanos que las de los italianos: Johnny Guitar, Río sin retorno, Caravana de paz… Aunque nos intriga mucho Edda Dell’Orso, la soprano que cantaba en las bandas sonoras de Morricone".

La evocación es uno de los puntos fuertes de un disco trenzado por melodías casi vaporosas y unas letras rubricadas con una conjugación insólita entre lo costumbrista y lo onírico. Por ejemplo, escuchando esa aproximación al pop de los roles femeninos de la mitología griega de título ‘Hola, soy Dafne’ podemos rememorar aquel disco en el que Stefano Torossi homenajeaba a ‘Grecia’ e incluso soñar con las playas de las islas del Egeo, descontando la emotividad trágica que contiene su letra. ¿Single suele calcular cómo ofrecer diferentes niveles de evocación con sus canciones o se maneja por el puro instinto? “yo diría que es puro instinto. Cuando compones una canción o una letra sobre todo te preocupas de que esté bien hecha, que no se caiga… Si además hubiera que calcular lo que va a evocar en el público, sería una tarea imposible”, argumenta Ibon.

Otra de las señas distintivas de su trayectoria es la inclusión de versiones de temas ajenos que han llegado a sus oídos, a veces por casualidad - Leo Maslíah - otras no tanto - Alain Souchon, Camilo Sesto, Lole y Manuel, Terry IV... - y en el caso de ‘Hola’ le ha tocado a Jose y Manuel, fraternal dúo malagueño que luego formó parte de los efímeros Solera. Artífices de un pop barroco y melodioso, y con un repertorio que incluye una canción que se llama ‘Teresa’. Quizás habría resultado un poco ‘viaje al ego’ versionar ésta en lugar de ‘A las seis’, el tema escogido para la ocasión y que para Single guarda una intrahistoria que cuaja con los instantes de amor robado a hurtadillas que narra la canción original tal y como nos cuenta Ibon:"La cosa es que no conocemos apenas a Jose y Manuel, esta canción la conocimos por la versión que hacen Ana y Jaime, dos hermanos colombianos que la grabaron a finales de los sesenta. Luis Calvo nos mandó la de Jose y Manuel, que no la habíamos oído, y resultó que eran bastante distintas. Es un poco confuso el tema de la autoría de esta canción". La voz de seda Teresa y las texturas de guitarra y piano, la sitúan en un limbo distinto del candor barroco de Jose y Manuel y de la cadencia latina, cercana a la bossa, de Ana y Jaime.

Para un disco de ambiente relajado, nada mejor que contar con colaboradores de los de toda la vida, como en el caso de Genís Segarra (Hidrogenesse) o Antonio Galvañ (Parade), quién aporta teclado a ese 'Jules et Jim' baleárico que es 'Marta, Quimi y yo'. Brisa mediterránea que enlaza con aquello que el músico murciano nos dijo en cierta ocasión sobre cómo “las canciones ayudan a superar las adversidades”. Una máxima que Teresa Iturrioz comparte con los ojos cerrados: "por supuesto que sí. Completamente. La música y las canciones. Sirven para superar adversidades y dar sentido a nuestras vidas."

De todas formas, viniendo de un pasado reciente tan áspero y marcado por el aislamiento y lo terrible, lo lógico es pensar que la desescalada artística (y por supuesto vital) de dos personas con la sensibilidad de Teresa Iturrioz e Ibon Errazkin pueda venir acompañada de la desmotivación. Más si se trata de subir a un escenario para entretener y gustar a un público jugando con el atrezzo y practicando bailes imposibles, como en la época de 'Rea', estando inmersos como estamos en una situación todavía cogida con pinzas. Según nos relata Teresa, Single permanece un poco a la espera, tomando posición: "¡el síndrome de la cabaña se ha apoderado (un poco) de nosotros! Pero no es por eso, no. La verdad es que no planeábamos hacer directos, de momento, al menos como los que hemos hecho hasta ahora. Tenemos algunas ideas y algún pequeño plan, eso sí. A ver si salen".