Pau Riba: "Durante el franquismo creo que nos encontraban juguetones y daban el visto bueno sin problemas"

Pau Riba. Foto: Anna Tobias.

Cincuenta años hace que Pau Riba (Mallorca) publicó 'Dioptria'. Grabado junto a un buen puñado de músicos, entre los que se encontraba Jaume Sisa - junto a él, uno de los referentes de la contracultura catalana -, es considerado uno de los discos más innovadores de los años 60 y 70 del siglo pasado en España; no en vano, rompió los esquemas tradicionales al ser un álbum de pop-folk psicodélico de influencia británica y norteamericana compuesto íntegramente en catalán. Munster Records ha decidido conmemorar este acontecimiento con la reedición del álbum en doble LP en formato facsímil, cuyo lanzamiento está previsto durante el mes de marzo. En su momento, el sello discográfico Concentric lo publicó en dos entregas diferentes (1969 y 1970) ante la falta de presupuesto para publicarlo conjuntamente, tal y como estaba concebido. Pau Riba rememora en la siguiente entrevista la realización del disco antes de empezar una gira en la que interpretará las canciones del álbum en directo - cabe destacar la actuación del 12 de abril en el Festival Barnasants con banda y la participación de músicos como Kiko Veneno, Jaume Sisa, Albert Pla o Pascal Comelade - además de avanzar otra novedad discográfica.

¿Qué supone para Pau Riba regresar a un disco como 'Dioptria'?

Es como volver a casa después de un largo viaje y encontrar que todo sigue en su sitio.

Pau Riba durante la época de 'Dioptria'. Foto: Ferran Freixa.

¿En qué te inspiraste para publicar un disco de pop-folk psicodélico, más común en tierras británicas, como es 'Dioptria'?

Me inspiré en lo que se daba por aquel entonces: el beat inglés, el folk-rock americano, el pop inglés, la música psicodélica, la electrificación dylaniana...

¿Consideras 'Dioptria' un disco innovador para la época?

Totalmente. Por lo menos en España.

La grabación y posterior publicación de este álbum se produjo durante el franquismo, una época difícil para la libertad de expresión. ¿Qué recuerdas de aquella época? ¿Podrías contar alguna anécdota?

Curiosamente, ni yo ni mi colega Jaume Sisa - quien también participó en la grabación del disco - tuvimos ningún tipo de problemas con la censura. Nosotros siempre hemos pensado que la causa tenía que ser nuestro estilo surrealista: al no usar las soflamas políticas al uso, no nos entendían; o, simplemente, no nos tenían en cuenta. Creo que en el peor de los casos nos encontraban juguetones y daban el visto bueno sin problemas.

Portada de 'Dioptria'.

¿Tuviste dificultades o algún tipo de limitación para publicar el disco?

No. Cuando se dieron cuenta del agujero en el bolsillo, ya era tarde. Me refiero a que el disco ya estaba realizado, grabado y financiado sin ningún tipo de cortapisas.

Tengo entendido que tu deseo de que 'Dioptria' fuera publicado en un doble LP se va a cumplir ahora con la reedición. ¿Por qué no pudo ser cuando fue editado por primera vez?

Este año cumple los 50 y, para celebrarlo, lo que Munster Records está preparando es una reedición facsímil de lo que fue su concepción original como disco doble, ya que en aquel entonces, y a causa del elevado e inesperado coste del primero, lo de "doble" se fue al garete y el segundo tuvo que esperar un año.

¿Durante aquella época solían frecuentar Mallorca músicos británicos como Robert Wyatt y Kevin Ayers. Tu vinculación estilística con ambos músicos es evidente. ¿Tuviste relación personal e incluso musical con ellos?

Con Wyatt no coincidí, pero con Ayers y, sobre todo, con Daevid Allen, su vecino de Deià (ex Soft Machine y ex Gong), y en su Banana Moon Observatory, el primer "estudio electrodoméstico" que yo conocí, sí; en él y con él terminé mi disco 'Licors'.

Pau Riba durante la época de 'Dioptria'. Foto: Ferran Freixa.

En el primer concierto confirmado de la gira (12 de abril en el Teatre Joventut de L'Hospitalet (Festival Barnasants)) participará un buen número de músicos: Kiko Veneno, Jaume Sisa, Albert Pla, Pascal Comelade, CaïmRiba, Esperit!... ¿Consideras una celebración la vuelta a la actualidad de este disco? ¿Qué grado de importancia tienen esos músicos en la trayectoria de Pau Riba?

¡Claro que sí! Por lo que yo sé apreciar, este disco ha estado en la cresta de la ola todos estos años y tampoco veo que ni los textos ni la música hayan perdido actualidad. Por lo tanto, espero que sea una fiesta. En cuanto a lo de los músicos, habrá mis queridos De Mortimers, en formación rockera, como grupo de base, y luego un montón de invitados. Sobre ellos me resulta imposible establecer categorías: con cada uno existe una relación distinta, algo, un vínculo, como se dice, personal e intransferible.

Después de tantos años en la música y con los cambios que ha habido en la forma de producirla y consumirla, ¿cómo se adapta un músico cómo tú a los tiempos actuales?

La aparición del sistema digital y los estudios virtuales asociados al ordenador fueron una revolución en toda regla, ya que nos permitieron trabajar cómodamente en casa sin pérdida de calidad y sin grandes despilfarros económicos. Esto afectó a todos los niveles de producción: realización, fabricación, distribución y venta. Mi disco 'Virus laics' fue producido enteramente en mi casa. Fue la época de los estudios electrodomésticos y los sellos alternativos. Luego vino la posibilidad de bajarse los temas de las nubes uno por uno. Otra revolución. Ahora se trabaja en red y todo sucede en internet. Más que adaptarme yo a los tiempos, son los tiempos los que me pillan a mí. Yo, por supuesto, sigo la corriente.

En la actualidad predominan en España propuestas musicales más comerciales (música electrónica, reggaeton, trap...), mientras que otras más arriesgadas tienden a estancarse o a ser consumidas por un público reducido. ¿Crees que tendría sentido publicar ahora un disco como 'Dioptria'?

Si no lo creyera habría parado la reedición. Incluso creo que en el disco hay algunos pasajes que anticipan estas propuestas modernas; salvando, claro está, que estas propuestas tienen su propio ambiente y han sido creadas con objetivos distintos. Yo, por música electrónica entiendo la experimental, para otro será el tecno, y para un tercero toda la música hecha con instrumentos electrónicos.

Pau Riba. Foto: Memi March.

Siendo un artista con una propuesta musical totalmente diferente, tengo curiosidad acerca de tu opinión sobre esos estilos musicales. ¿Qué opinas al respecto?

Yo no opino; hay músicas para recitales, festivales, ferias, raves. Y en todas partes cuecen habas y en todas partes hay cosas que consideras buenas y cosas que consideras malas, lo que simplemente significa que gustan o no gustan al que opina; lo importante es si sirven. Si es música para divertir, es más importante eso, que haga reír, que la supuesta bondad de su composición o factura.

Estás concretando la edición de un nuevo disco con la Orchestra Fireluche. ¿Qué podrías avanzar al respecto?

Colaborar con ellos en 'Nina de miraguano' fue para mí no sólo un enorme placer sino también la oportunidad de entrar en un contacto más estrecho con esta increíble banda mixta de treintañeros, en la que hay el doble de mujeres que de hombres, una decena en total, con instrumentos curiosos y exóticos. Ahora hemos dado un paso más y, juntando materiales suyos y míos, hemos grabado un disco que esperamos que sea una de las primeras y más bonitas flores de esta primavera.

¿Además de actuar en el festival Barnasants, tienes más fechas cerradas?

Tenemos ya previsto actuar el 20 de septiembre en el Moll de la Fusta de Barcelona, en el marco de las Festes de la Mercè. Pero es que justito ahora estamos abriendo la contratación y creo que la cosa se nos pondrá caliente.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *