Michelle Blades: "Ahora puedes ser más político con tu Twitter que en una canción"

Michelle Blades. Foto: Alex Markow

En 'Are You A Translator', un EP con seis cortes instrumentales, de poso ambient, inspirados en el libro de relatos Eleven Kinds of Loneliness de Richard Yates, Michelle Blades refleja diferentes sentimientos de soledad relacionados con espacios a los que ha considerado, tanto física como emocionalmente, un hogar. Hablamos de lugares como Panamá, Miami, México o París, pero también de la relación de esa soledad con la figura de una persona concreta o, en otro de los temas del disco, con una sensación más bien abstracta. Hablamos también de una mujer que parece en mudanza constante buscando su lugar en el mundo, pero que lleva en el apellido, y sobre todo, en la sangre, un instinto artístico que le acompaña allá adonde va.

Es comprensible que el bagaje de su padre Roberto y de su tío Rubén haya tenido mucho que ver en la forma en que ha determinado su opción vital, ya que tal y como ella misma explica, es algo que ha experimentado desde muy pequeña, aunque también llegó a barajar otras opciones: "Siempre ha habido elementos musicales en mi vida: fiestas de mi papá con músicos que tocaban hasta muy tarde en la noche, horas y días en el estudio mientras él trabajaba, escuchando demos de Latin Pop, su guitarra... Me parecía evidente. Pero antes de querer seguir con la música como carrera o lo que pudiera llegar a ser, yo quería ser escritora. Me encantaba escribir poemas e historias. Después me decanté por el baile y el cine. Quería realizar documentales. Trabajé durante un tiempo en la CBS y a la vez hice vídeos de skateboarding. Fue un día cuando tenía 16 años, pasando una parte muy difícil de mi vida, que vi un vídeo de Feist tocando en París. Nunca había visto una mujer tocando una guitarra como ella lo hacía, sin ser flashy (ostentosa), tan seria, con tanta maestría, como si aquello fuera cualquier cosa. Yo quería buscar lo (que yo imaginaba) que ella sentía mientras tocaba, y ese día lo que siempre me pareció algo obvio se convirtió en la única cosa que empezó a tener sentido en mi vida".

Portada de 'Are you a translator'
Portada de 'Are you a translator'

De origen panameño y mexicano, residió con su familia en EE.UU, primero en Miami, y posteriormente trasladándose a Arizona, lugar donde la música empezó a ganarle terreno a otras disciplinas. Actualmente vive en París y allí ha encontrado también acomodo en el estimulante sello discográfico Midnight Special Records, hogar de algunas de las nuevas joyas de la corona de la chanson contemporánea como Laure Briard o Cléa Vincent. "Cuando tenía 18 años me mudé al Estado de Arizona. Ahí empecé a escribir y tocar más que nunca. Conciertos todas las semanas, grabando disquitos en mi cuarto con Garageband. Un día, un señor (River Jones) que tenía un sello que se llamaba River Jones Music me invitó a grabar unas canciones en su estudio casero. Terminamos sacando mi primer álbum de estudio, cuyo título es Oh, Nostalgia! (2010). Un pequeño sello de discos DIY (Do It Yourself (Hazlo tú mismo)) en Paris lo encontró y me invitaron para hacer una gira. Fue mi primera vez en Europa e hice conciertos en varias ciudades francesas, suizas y belgas".

Oh Nostalgia! es una colección de canciones que bebe del folk intimista de raíz norteamericana, pero en sus trabajos posteriores empezó a tener más peso la tradición pop, que conjuga en sus discos largos con el rock espinoso de bandas como Throwing Muses y apuntes de electrónica y música instrumental. Todo para dar con ese Pop Picante con el que se presenta en sus hojas de promoción. "Me gustan varios estilos y trato de mezclar los géneros que me interesan o que me emocionan, mientras intento mantener (por lo menos con mis discos de estudio) una estructura pop". Ha publicado canciones donde aparece la vena latinoamericana, como 'La armada latina', séptimo corte de 'Ataraxia' (Midnight Special Records, 2015), pero que viran a la psicodelia o al pop más heterodoxo, sin haber entrado aún completamente de lleno en la exploración de sus raíces. "Tengo unas canciones en español que me gustaría grabar y en París toco el bajo en un grupo de cumbia psyché-improvisada, sin nombre. Siempre voy a andar integrando ritmos y rituales nacidos en mi querida América multicultural, pero también quiero participar en el mundo de mis raíces de una manera más directa. Mirando hacia México".  

Portada del single 'Te recuerdo Amanda'
Portada del single 'Te recuerdo Amanda'

Acaba de grabar una espectral y preciosa versión de 'Te recuerdo Amanda' de Victor Jara. Una canción de un simbolismo y una fuerza poderosa. "Jara es un poco un modelo para mí, un héroe. Sus obras, sus canciones sobre el pueblo, las mujeres, la soledad del obrero... Es un símbolo de que existen personas buenas. Queda buco lucha", asevera con una expresión muy panameña. Existe una tradición maravillosa de músicos latinoamericanos que dieron a la canción popular una fuerza interior reivindicativa que le otorgó una nueva dimensión y tuvo un gran impacto en el público, como en el caso del propio Jara, Violeta Parra, su tío Rubén Blades…Algo que parece haberse perdido en la música contemporánea. A pesar de ello, Michelle Blades considera que estamos viviendo una época excitante a nivel musical. "Creo que del lado político andamos en tiempos muy borrosos, con toda esa velocidad de información. Ahora puedes ser más político con tu Twitter que en una canción. No es que no exista reivindicación en la música actual en Latinoamérica, porque igual tenemos a Calle 13. Desde una perspectiva musical hay un gran renacimiento de la tradición (latina) en la música pop actual, como lo que está pasando en Colombia con Los Pirañas, Meridian Brothers y todo ese colectivo... Es increíble y creo que casa el pasado con el mañana.com. Estamos viviendo en un tiempo maravilloso de la historia de la música. Aunque echo en falta un álbum de covers de Pablo Milanés ... ¿No, chicas y chicos?".

A través de sus canciones denota que está en un proceso de constante búsqueda, como probándose y experimentando con el sonido. "No creo que esté buscando un estilo particular, es más como que estoy buscando una sensación particular de un momento particular.  Me gustaría dominar el arte de traducir lo efímero (ríe). Y como los sentimientos y experiencias cambian, los sonidos cambian", observaPara los formatos cortos - como es el caso de Are You A Transistor, el reciente EP que citábamos al principio de la entrevista - opta por la experimentación, las composturas ambientales y los trazos paisajistas, como en la música que ha creado para ilustrar una instalación artística: 'This Is Our Music' para la Galerie 0fr de París. "Me encantó. Era un reto porque era para una instalación y quería que los sonidos se fundieran en el espacio como si fuera el aire en el cuarto. ¿Cómo se hace eso?", bromea. "¡Lo intentaré hasta siempre. Sonic Chameleon!", exclama.

Portada de 'Ataraxia'
Portada de 'Ataraxia'

Definen la 'Ataraxia', título de su último disco largo, como el "estado de ánimo que se caracteriza por la tranquilidad y la total ausencia de deseos o temores". Un concepto que podría encajar con ese punto existencial en la vida de Michelle Blades, aunque también podría estar relacionado con una conexión estética para darle una imagen y un sentido a sus canciones. "Estaba buscando ese estado mientras escribía 'Ataraxia'. Mi vida era muy caótica y se presentaron varios demonios a la misma vez. Me ayudaba el hecho de intentar arreglar el desastre con las canciones, de echarle una melodía al monstruo. No creo que esto sea realizable como estado de ánimo, bien sea porque estoy jodida o porque soy cáncer. No sé".

Sensaciones que impregnan el látido mutante de las canciones del más reciente 'Polylust' (Midnight Special Records, 2016), y que le permiten mantener un excitante equilibrio entre la experimentación y el pop. Algo que podremos comprobar en la extensa gira que le traerá por España hacia mediados de noviembre de este año, junto a su compañera de sello, Laure Briard, y donde se presentará sobre las tablas "con mi grupo de chicos franceses llenos de sangre psicodélica".