Melenas: Melodías como puñales

Leire, Laura, Oihana y María son Melenas.

Voz y guitarra, bajo, teclados y batería. El line-up de Melenas no esconde intenciones: sonido garage nutrido por el pop y el rock del de toda la vida, filtrado por el fuzz, la armonía infecciosa y una actitud libérrima que otorga entidad a los diez cortes del disco homónimo - producido por Guillermo F. Mutiloa, quien también ha grabado con bandas cómo Kokoshca, Exnovios o Río Arga - que supone su debut. No abandonan del todo el candor propio de las primeras veces, pero visten sus canciones con aire aguerrido - con una sección rítmica sencilla pero que funciona a todo trapo - y las perfuman, con el color de los teclados y el almíbar de los coros vocales como atomizadores, apuntando con buen olfato a las melodías que rompen caderas, amplían sonrisas y se instalan en los cerebelos con adhesivo. Todo ello partiendo, desde finales de 2016, del puro placer por hacer música con la llana intención de cantársela a los amigos y allegados, tal y como sucedió en el concierto con el que se dieron a conocer sobre las tablas de El Nébula Bar, plaza de referencia de los conciertos y pinchadas de discos de Pamplona y lugar que frecuentan con asiduidad. Aún así, estas cuatro pamplonicas empezaron a hacer el ruido (melódico) necesario para ampliar su cuota de fans, atraer a los medios especializados y poder compartir su algarabía sonora por eventos varios de la Península, con próximas actuaciones de nuevo en el Nébula, en la sala Razzmatazz de Barcelona o en el Madrid Pop Fest. Ellas mismas nos lo cuentan.

Para que unas canciones suenen frescas a la par que puedan tener ese punto magnético como sucede con las de vuestro disco de debut, debe haber un trabajo concienzudo detrás. Además de la inevitable intuición, hay arreglos bastante pensados, ¿no?.

Para nosotras, el magnetismo lo dan las melodías. Una melodía bonita puede quedarse en tu cabeza, dando vueltas todo el día. Así intentamos hacer las canciones: creamos la melodía de manera bastante intuitiva, y si se queda un par de días, ahí metida, sonando… ha pasado la prueba. Sobre esa base construimos todo lo demás, intentando hacer armonías que complementen a la melodía, con las líneas de bajo, los acompañamientos y arreglos de teclado, las voces… Todo esto ya está más pensado, dentro de que, en general, tendemos a lo sencillo.

'Melenas' (el disco) parece un recorrido, estética y musicalmente coherente, por diferentes estilos derivados del pop de guitarras: del fuzz vibrante de 'Volaremos' a las melodías "escuela Brisbane" de '¿Dónde estas?', pasando por la psicodelia de 'Una tras otra'… ¿Sois de las que pasáis gran parte de vuestro tiempo escuchando música? ¿Cuál es vuestro formato preferido?

Sí, nos encanta la música y nos acompaña por todos lados: en el trabajo, de camino al trabajo, de camino al ensayo, en el ensayo, después del ensayo en el bar... En casa, con los instrumentos, también acompaña a nuestros pacientes vecinos… (risas). ¿El formato preferido? la banda de rock de toda la vida, en directo.

En el Nébula (bar pamplonés también convertido en sello) hace tiempo que se cuecen muchas cosas, desde el germen de la obra y gracia de bandas tan llamativas como Los Jambos o Ex-novios o la realización de conciertos de bandas que orbitan en una forma similar de entender las canciones (The Pretty Things, The Sadies, Sonny & The Sunsets) ¿Lo que allí sucede noche tras noche es la mejor escuela posible?

¡Total! Poder descubrir, ver, aprender y conocer personalmente a todas estas bandazas de todo el mundo, semana tras semana, es una oportunidad y un privilegio que te mantiene la mente bien despierta y creativa. Además nos ha reunido a todos los que disfrutamos de todo esto en esta ciudad y hemos hecho muchos amigos.

Cuando la mayoría de bandas independientes optan por la autoedición o el crowfunding, vosotras echáis el órdago y editáis con tres sellos a la vez (Snap! Clap! / Elsa Records / El Nébula Recordings). ¿Actitud punk a la inversa o las circunstancias obligan? 

No ha sido premeditado, surgió de esta manera a lo largo del proceso de grabación. Grabamos unas primeras canciones en diciembre de 2016, y con ellas ya surgió el interés por parte de los tres sellos. Más tarde, en 2017, grabamos otras tantas y salió la posibilidad de publicar el LP en vinilo de esta manera. Esta forma de funcionar implica menor inversión y menor riesgo, factores generalmente necesarios para poder editar en el caso de sellos y grupos pequeños. Además, la red de difusión es más amplia y esto favorece a todos.

Grant McLennan líder, junto a Robert Forster, de The Go-Betweens - banda con cuyos primeros discos se ha emparentado vuestro sonido - dijo en una entrevista que "las mejores canciones suelen salir por accidente". ¿Creéis que es así?

También lo creemos. Una de nuestras canciones preferidas del disco, 'Volaremos' solo tenía melodía y batería cuando fuimos a grabarla. No tenía ni letra, ni bajo ni teclas pero queríamos grabarla, había salido una semana antes y acabó siendo nuestro primer single.

En vuestras letras persiste la naturalidad, una forma sencilla de expresar sentimientos universales (desamor, ansias de libertad, observaciones sobre la conducta humana, dudas varias y dimes y diretes…). ¿Cómo funcionáis en este aspecto? ¿Acopláis la lírica al armazón instrumental previamente creado o bien prevalece el factor "tengo unas letras en mi libreta que buscan soporte musical"?

Para nosotras funciona totalmente al contrario. Como decíamos anteriormente, comenzamos con la melodía y sobre la base de lo que esta nos despierta hablamos de una cosa u otra en las letras. Bastantes veces hemos llegado a hacerlas una vez están el resto de instrumentos pensados, lo último de todo. Generalmente la letra empieza con una frase que te pone en situación y que hace que de ahí se cree todo lo demás, en plan "¡ya tengo la frase!".

Portada de 'Melenas'.

Llama la atención la calavera en la empuñadura de la daga que corta la melena en la portada del disco. ¿Una referencia a algo que se nos escapa?

La ilustración de la portada la encontramos en un fanzine y es obra de Paula Estévez. No es un encargo a medida, si no que era una ilustración existente, por lo que la calavera no ha sido idea nuestra. Aun así, la elegimos porque nos encanta la combinación de la delicadeza del trazo y el color con el contenido de la ilustración, creemos que representa las canciones y el sonido que se pueden encontrar en este LP.

El otro día me topé con un post bastante divertido sobre las frase que más repiten los músicos en los directos. ¿Vosotras os ponéis en plan "dame mas reverb en los monitores"? ¿Tenéis alguna manía especial?

Creo que en este caso son los técnicos quienes nos piden más a nosotras (risas). No, no tenemos ninguna manía especial, de momento.

La repercusión del disco, para lo corta que es todavía vuestra trayectoria, supongo que os ha pillado desprevenidas. ¿Hay algún tipo de estrategia para lidiar con ello o lo mejor es dejarse llevar por el día a día?

Nosotras empezamos con el grupo por pura diversión sin ninguna expectativa más que la de tocar algún conciertillo en El Nébula y grabar alguna canción. Nos ha pillado totalmente desprevenidas y con cada cosa que pasa estamos más alucinadas y más felices. De momento es todo bueno, así que lidiar con ello no es nada difícil. Mucho ensayar y coordinar agendas, ¡eso sí!

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *