Fotograma de 'La Bruja'.
Cartel de 'La Bruja'
Cartel de ‘La Bruja’

‘La Bruja’, película escrita y dirigida por Robert Eggersnarra una historia que se retrotrae a la época de los primeros colonos que decidieron marchar a lo que hoy conocemos como Estados Unidos, allá por 1630. El film arranca en el momento que una familia es expulsada de una colonia por las diferencias del patriarca a la hora de interpretar los Evangelios con el resto de la Comunidad. La actitud del patriarca es tildada de soberbia y él acepta dicho destierro con una actitud de superioridad del que se sabe imbuido de razón. Excomulgados los siete miembros de esta familia (madre, padre y cinco hijos, casi nada), cogen sus cosas y se trasladan a una cercana casa al lado de un bosque donde se rumorea habita una bruja.

Mientras abandonan la colonia e inician el viaje, ya se sabe que están abocados al desastre. Mezclada con las oraciones se da paso a una banda sonora absolutamente estridente que imita graznidos de cuervos, grillos… Un verdadero ruido blanco de campo, que llega a resultar incluso molesto y que ya da a entender al espectador que se están acercando a los terrenos de la bruja. Esta utilización del sonido en el film ya te hace saber como espectador que allí está ella, que hacia donde han ido estos colonos desterrados, está su presencia. La virtud que subyace al pasar de los silencios a los ruidos estridentes es que nos presentan de esta manera ese mundo de las brujas adoradoras del diablo. El ruido advierte de su maldad, del peligro que corre ese grupo de insensatos, de ahí la angustia que puede provocar en el espectador esta forma de usar la banda sonora y sin mostrar nada, lo que es más aterrador, para saber que está ahí.

Anya Taylor-Joy en 'La Bruja'
Anya Taylor-Joy en ‘La Bruja’.

A medida que transcurre el metraje del filme, aparece el desastre en escena con una serie de desgracias sucesivas que van apagando las oraciones de la familia mientras crece lo estrepitoso, lo inexplicable, lo chirriante. Ella está ahí, les mina, les consume, degrada moralmente. A esos firmes cristianos les aboca a una maraña de mentiras y malas acciones, lo que les hace caer en una espiral de locura que acaba haciendo saltar esa unidad por los aires, y desde donde el espectador llega a preguntarse: ¿Dónde está su Dios?.

Además de una banda sonora tan acertada, ‘La Bruja’ presenta un guión sólido, unos personajes magníficamente interpretados, con Anya Taylor-Joy,  Ralph Ineson y Kate Dickie en los papeles principales, una fotografía espectacular, como un lienzo repleto de ocres y grises que otorgan una mayor sensación de desazón y de desamparo sobre esta familia. Una historia que nos hace ver al ser humano como un ente frágil y vulnerable ante algo más poderoso que el Dios al que rezaban con tanto fervor. El filme ganó el premio a la Mejor Dirección en la categoría de Drama Estadounidense en el Festival de Cine de Sundance 2015.

Opina

Escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre