Javier Cansado: "Si practicas un humor absurdo y atemporal puedes funcionar toda la vida"

Faemino y Cansado. Foto: Raquel Norte

Son las 20:00 horas de una calurosa tarde primaveral en la ciudad de Valencia. He quedado para hacer una entrevista a Juan Carlos Arroyo y Ángel Javier Pozuelo, nombres que no necesitan de mayor presentación si mencionamos que una hora después de nuestra cita tienen previsto aparecer, ante el público que les espera esta misma noche sobre las tablas del Teatro Olympia de Valencia, como Faemino y Cansado. Están de gira presentando '¡Como en casa ni hablar!', un nuevo espectáculo que incide en ese humor surreal y cañí que provoca en el espectador entregado el jolgorio inmediato y una sensación de bienestar, físico y mental, generalizado a la salida de la sala. Lo digo por experiencia. Acudo a la cita con estos dos genios del humor, con el gusanillo en el estómago propio del fan convencido, pero con el deber de salir airoso y pulcro del envite. Ellos lo ponen muy fácil, son todo señorío y amabilidad e incluso me dan más tiempo del pactado para que la conversación fluya sin cortapisas. Lo que sigue a continuación es uno de los momentos más interesantes y divertidos que un servidor ha tenido la posibilidad de experimentar y resulta harto complicado trasladarlo a la pantalla del ordenador. Porque, como todo el mundo sabe, o debería saber, Faemino y Cansado son muy grandes.

Fernando Márquez El Zurdo me comentaba en otra entrevista que "cuando se va de moderno, se envejece a las pocas horas". ¿Cuál es el secreto de la "extramadurez" de Faemino y Cansado?

Cansado: Como haces alusión a El Zurdo, hay que hablar primero de su gremio. Él es músico, se dedica al rock and roll y, efectivamente, en el rock se envejece muy mal. Neil Young decía que solo los músicos de jazz y country podían ser eternos, pero los Rolling Stones son patéticos. Ves a Mick Jagger haciendo el mono con 80 años, y dices "tío, estás en forma pero déjalo". Nosotros nos dedicamos al humor, que es un intangible, no tiene edad. Si estás atento no es ni generacional. Si practicas un humor que tiene que ver con el absurdo y lo atemporal, créeme, mientras estés en forma, puedes funcionar toda la vida.

Faemino: El rockero tiene un añadido y es que siempre tiene que estar en actitud de joven. Ese patetismo, con todos los respetos, de tener que estar saltando con la chupa de cuero y haciendo "uh uh"...Tienes que llegar a casa agotado.

[pull_quote_left]Ves a Mick Jagger haciendo el mono con 80 años, y dices "tío, estás en forma pero déjalo". Nosotros nos dedicamos al humor, que es un intangible, no tiene edad[/pull_quote_left]

Cansado: Efectivamente, en plan "¿ahora tengo que romper esta habitación?". Con lo bien que se está aquí tumbado...(ríe)

Faemino: Con lo bien que he cenado...(ríe)

¿Habéis cambiado a aquel muchacho de pelo cenicero con el que iniciabais alguno de vuestros shows por otro de pelo corto y barba poblada?

Cansado: Yo ni me acuerdo de eso.

Faemino: Es lo malo de ser mayores.

Javier Cansado. Foto: Raquel Norte
Javier Cansado. Foto: Raquel Norte

Cansado: Una pequeña anécdota que puede ilustrar mi respuesta: Hace poco estuvimos actuando en el Teatro Colón de La Coruña y a la salida vinieron a hablar con nosotros unos muchachos jovencitos que eran muy fans nuestros y que representaban algunos de nuestros sketches en el instituto. Y nos decían "hacemos éste y éste" y nosotros les preguntábamos: "¿Nuestros? ¿Seguro?". En el fondo dan ganas de meterse en YouTube y revisarlos. No me acuerdo de nada.

Faemino: En YouTube el otro día "cacé" un video nuestro con el que me estuve riendo como un idiota, y pensaba "esto no lo hemos hecho nosotros", aunque si que estábamos ahí. No nos hemos encargado de colgar nuestros videos en Internet, lo han hecho fans, voluntarios... Ellos son los que han nutrido la red con nuestros trabajos.

Cansado: Nosotros paramos la gira hacia finales de Junio y volvemos en Septiembre. A lo mejor tenemos algún compromiso durante el mes de Agosto, como un festival ¡Pasa mes y medio y no nos acordamos del espectáculo! Tenemos que repasarlo porque no lo recordamos ¡Una memoria tan frágil! Yo creo que la imaginación está un poco reñida con la memoria. Las personas, al no tener memoria, tienen que buscarse la vida, y utilizan la capacidad de improvisar, de repentizar, de buscar caminos. Si tienes una memoria férrea, herética y eres capaz de acordarte de todo, no tienes este problema. Pero no es este nuestro caso, no tenemos memoria. ¡Es impresionante!

Faemino: Creo que es un defecto convertido en virtud. Tenemos que repentizar porque dices ¡hostia, no me acuerdo de nada!, pero al final lo conviertes en algo divertido.

[pull_quote_right]La imaginación está un poco reñida con la memoria. Las personas, al no tener memoria, tienen que buscarse la vida, y utilizan la capacidad de improvisar, de repentizar, de buscar caminos[/pull_quote_right]

¿La risa es el fin en si mismo de vuestro espectáculo?  ¿O bien conseguir que alguien del público os invite a cenar tras la actuación?

Cansado: (ríe) Nosotros, en un principio, no somos muy sociables, pero si la palabra "invitar" está por medio, ya cambiamos. Nuestra experiencia es que la mayoría de veces tenemos que invitar nosotros. Montar una cena con la "colla" y tal, y a la hora de pagar todo el mundo se "amaga".

Faemino: ¡Que paguen los humoristas!

Cansado: Nuestro fin en si mismo es la risa. Luego podemos plantearnos que la gente nos quiera, nos admire...pero son cuestiones psicoanalíticas en las que nosotros no entramos. Buscamos la risa, la carcajada. La sonrisa inteligente, no. Buscamos la risa, que la gente pierda un poco el norte y sean un poco burros.

Faemino: Somos un poco egoístas en este sentido. No es ortodoxo decirlo, pero el público, bien, se ha reído, pero lo que queremos es reírnos nosotros. Y así de paso consigues el "efecto espejo".

En '¡Como en casa ni hablar!', y prácticamente en todos vuestros espectáculos, hacéis parodia del cómico "lasvegiense", del mimo "circosoliense", del "cuentachistense"... ¿Se puede hablar de deconstrucción del humor?

Cansado: Tiene algo de 'metahumor'. Al estar parodiando desde un punto de vista alejado del de humorista clásico, siempre vamos un poco más allá. Aun así, a nosotros los personajes que hacemos nos caen bien. Aunque parodiemos al cómico de Las Vegas con chaqueta de lamé, son gente con la que solemos simpatizar. Nunca hablamos de cosas que no nos gustan. Son paródicos y hasta cierto punto, antipáticos, pero siempre contienen algo poético que nos atrae.

Faemino: Esa parte poética es la que nos llama la atención. Admiramos el mundo de las variedades y lo que es cierto es que somos dos tipos con unas chaquetas raídas, que representan en un escenario casi vacío a todos esos personajes de Las Vegas, el Circo del Sol...Pienso que es un espectáculo realmente barato, fíjate (ríe).

Carlos Faemino. Foto: Raquel Norte
Carlos Faemino. Foto: Raquel Norte

¿Un poco como 'Esperando a Godot'?

Cansado: Eso es, estamos aquí esperando pero no aparece nadie. Es un concepto, en plan "vamos a hacer muchas cosas", pero al final somos dos muchachitos de Carabanchel ahí solos en el escenario.

Tal y como está el panorama, ¿a quién le daríais o quitaríais minipuntos?

Cansado: Es muy manido, pero tendríamos que hablar de los políticos. Yo siempre digo que los políticos no son mejores que nosotros. Esto que voy a decir no es nada políticamente correcto: los políticos son igual de mierdas que nosotros, que los humoristas, los periodistas, los ferreteros. Igual de mierdas. Lo que pasa es que ellos tienen la posibilidad de mejorarte la vida y que no te la mejoren... Pero son igual de mierdosos, de egoístas y de cabrones que los demás.

Mierdosos con poder, ¿no?

Cansado: En efecto (ríe). La putada es que en vez de hacer algo para arreglarte cosas, "se los lleven". Eso es lo que jode.

Faemino: Todo esto es muy sencillo y es que el mundo se divide entre "hijos de puta" y "gente normal". Les quitamos minipuntos a los "hijos de puta" porque la "gente normal" es la que hace funcionar el cotarro. Creo que, afortunadamente, la "gente normal" es mayoría.

Cansado: Sí, pero destaca mucho...

Faemino: ... La grasa. (ríe)

Cansado: El último saludo que hacemos desde el escenario, cuando acaba la función, es con la luz encendida, para ver a la gente, y siempre te fijas en cinco, seis, cuatro, tres del público que están sin aplaudir, serios. Te fijas en ellos y dices ¡joder si son 700 frente a tres! Y te queda un regustillo... No es que sean "hijos de puta", pero...(ríe).

Faemino: ... Pero casi (ríe)

[pull_quote_right] Los políticos no son mejores que nosotros. Esto que voy a decir no es nada políticamente correcto: los políticos son igual de mierdas que nosotros, que los humoristas, los periodistas, los ferreteros[/pull_quote_right]

Como estamos a escasos metros del Ayuntamiento de Valencia, es casi obligado que os lo pregunte, ¿La caída de Rita Barberá es una gran tragedia para el humor? ¿Tenéis pensado hacer algún chascarrillo al respecto o mejor no hacer leña del árbol caído?

Cansado: No. Es que nuestra línea nunca ha sido política. Algo coyuntural sí que solemos hacer, una mención a Podemos, a Ciudadanos...pero siempre dentro de la improvisación, ya que nunca nos hemos nutrido de la actualidad y, por supuesto, de la política mucho menos.

Faemino: Nuestra base es el humor abstracto. Personalizar no es poético. El colectivo, sí. Al final lo que nos afecta a todos es lo intangible. Te voy a poner el ejemplo de la comunidad de vecinos...

Yo soy presidente este año...

Cansado: Bueno...¡Estás jodido!

Faemino: En cada comunidad de vecinos siempre hay un freaky. ¿Por qué no los reúnen a todos en un bloque y hacen bloques de freakys?. Esa paradoja tiene cierta poesía. Por eso no hay que personalizar. Rita Barberá, pues chico, ya se ha ido.

Cansado: Y es que en España, el humor político, en general, es un humor de bandos. "Rita Barberá es tonta" y cuando estaba Zapatero, "Zapatero es tonto". Es un análisis que no sé.

Faemino y Cansado. Foto: Raquel Norte
Faemino y Cansado. Foto: Raquel Norte

Habéis planeado el espectáculo entre la Cava Baja madrileña y los Campos de Soria. ¿Significa que uno se pasa el día escuchando a Mozart y cultivando su huerto y el otro a Leño y saliendo "crápulamente"? ¿Cómo diseñáis vuestros sketches?

Cansado: Escuchando a Mozart y leyendo a Machado. En realidad este espectáculo lo hemos preparado en una casa de un pueblecito de Soria, con ocho habitantes a lo largo del año y alrededor de 200 en verano. Es un sitio donde no hay cobertura ni hay estímulos, nada más que el campo, ni siquiera Internet, nada. Sólo tu vida interior, que ya parece más que suficiente. Nos reunimos allí durante unos diez días y escribimos cosas. Luego ya vamos a la vorágine, a casa de Carlos.

Faemino: En Soria hacemos la poesía y en Madrid la carnaza.

Cansado: También tenemos la suerte de actuar en la Sala Galileo Galilei de Madrid cada mes y vamos metiendo numeritos una vez los hemos escrito. Así los vamos probando con el público. Somos unos ventajistas, pero somos honrados porque lo decimos (ríe).

¿Cómo hacéis para encontraros, si Javier no para con sus giras de 'Ilustres ignorantes' y sus apariciones mediáticas y Carlos modelando su estruendosa carrera músico-vocal como Rafa Corega?

Faemino: ¡No sé de quién me hablas!

Cansado: Que cómo nos encontramos...

Faemino: Telequinesia...después de 30 años...

Cansado: Y el Whatsapp también, ¿no?

Faemino: El Whatsapp también hace lo suyo, pero la telequinesia más.

[pull_quote_right]Nos pasó algo fantástico con el coñac. Lo sacábamos en televisión, aunque no decíamos que era coñac lo que había en las copas ni citábamos ninguna marca. Una empresa nos mandó dos botellones de Cardenal Mendoza y nos decían: "Gracias por sacar en televisión el coñac, una bebida que ha desaparecido del panorama"[/pull_quote_right]

Cansado: Pero no trabajamos tanto como parece. Yo me muevo más que Carlos, pero tampoco tengo la sensación de trabajar mucho. Hacemos seis, siete u ocho bolos al mes. Hago uno con 'Ilustres ignorantes' y luego lo de la radio tampoco es para tanto, salir ahí a hablar. Trabajo unos diez días al mes, no es para matarme.

¿Habéis pensado en cambiar el copazo de 'Arroyito y Pozuelón' por unos gin-tonics decorados con cosas?

Faemino: Repíteme la pregunta porque estaba pensando en mi padre...

Cansado: El coñac ya es una marca para nosotros. De hecho, la supuesta sofisticación del gin-tonic no nos interesa, ya es una bebida habitual. Nos pasó algo fantástico con el coñac. Lo sacábamos en televisión, aunque no decíamos que era coñac lo que había en las copas ni citábamos ninguna marca. Una empresa nos mandó dos botellones de Cardenal Mendoza y nos decían: "Gracias por sacar en televisión el coñac, una bebida que ha desaparecido del panorama". Es cierto, el coñac, también llamado Brandy, era muy habitual. Incluso había una especialidad que se llamaba 'España'.

Faemino: ¿Eso era con chocolate?

Cansado: No, eso era el Lumumba: cacaolat con coñac. Y el 'España', coñac con cocacola.

¿La bebida de VOX?

Cansado: Sí (ríe). Aunque ahora se llamaría 'País'.

Faemino: O 'Estado'.

Cansado: ¿Me pones un 'Estado'? (ríe)

Ya que Town Feeling es una revista cultural y gastronómica, ¿podéis recomendar un disco, libro, película o manjar que os haya inspirado en los últimos tiempos?

Cansado: El manjar... Estamos ahora muy locos con el Nigiri que hemos probado en un restaurante japonés aquí, en Valencia. Es pescado, claro, y está crudo pero lo pasan por la plancha y es un manjar maravilloso.

Faemino: Nos tiene enloquecidos.

Cansado: (A Faemino) ¿Tú que recomiendas?

Faemino: Yo voy a decir una película, porque libros no suelo leer mucho...Gran película, y no me vais a creer. Bueno, primero he de deciros que mi actor mi favorito es Nicholas Cage y podría argumentarlo pero no hay tiempo. La película es 'Con Air'.

Cansado: Pues yo voy a recomendar a un artista llamado 'El Kanka', con una canción que escribió en 2013, con toques de jazz, samba y algo aflamencada llamada "Qué bello es vivir". Habla de vivir en un sótano hecho polvo en época de crisis pero diciendo "qué bello es vivir me cago en mi puta madre". Es un mensaje claramente revolucionario. 'Qué bello es vivir', ese es justo el mensaje necesario.

Fotos de Raquel Norte.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *