"Intentamos mimar los diferentes aspectos del disco para que el artefacto final destacara musical, lírica y estéticamente"

Biznaga.

Desde el circuito underground madrileño llega Biznaga, banda originalmente formada por dos malagueños, Alvaro (voz, guitarra) y Jorge (bajo, coros) y apuntalada por Pablo (guitarra) y Milky (batería). Publicaron una demo y un EP con Musagre, donde ya dejaban entrever una querencia por el punk de base melódica, rápido e intenso, influenciado por bandas como Buzzcoks o Damned. Con 'Centro dramático nacional' (Holy cuervo, 2014), excelente disco que ha recibido parabienes y elogios en diversos medios especializados, ahondan en ese sonido rotundo pero matizando la propuesta con dejes flamencos, en la canción  'Los duelistas' o aires de western fronterizo, como en 'Divino fracaso'. A través de un directo efectivo y sudoroso, una imaginería cultivada y unas letras que hablan con rabia y desencanto de asuntos particulares y colectivos, Biznaga se confirma como una de las bandas a seguir del panorama rock nacional. Una bella flor con espinas y que destila personalidad, tal y como nos cuenta Jorge Navarro, bajista y letrista del grupo.

¿Elegisteis Biznaga como nombre por el perfume y la belleza de esas flores o porque ahuyenta a los mosquitos?

Se le ocurrió a un amigo y nos pareció una elección fonética y metafóricamente acertada.

Habéis editado una demo y un EP previos a la grabación de vuestro primer disco ¿Cómo fue la gestación de 'Centro dramático nacional'?

Desde un punto de vista compositivo fue más meditada, aunque sin detenernos demasiado en manierismos. Intentamos mimar los diferentes aspectos del disco para que el artefacto final destacara musical, lírica y estéticamente, pero sin dejar que el proceso se atragantase en exceso. En definitiva, fue lo que nos salió y lo que el cuerpo nos pidió en ese momento.

'Centro dramático nacional' ya avisa desde el título y la portada del disco, realizada por Néstor Sevillano, que es un resumen corto y al pie de la crispación latente en este país. ¿Qué me podéis decir sobre esto? ¿Sois unos jóvenes sobradamente cabreados?

No es más que el reflejo de lo que percibimos.

[pull_quote_left]Las letras podrían haber sido escritas hace seis o siete años, en periodo de bonanza, cuando la mierda debajo de la alfombra aún no era montaña[/pull_quote_left]

El sonido tiene aristas y va directo a la yugular. ¿Hubo mucho trabajo de preproducción o se grabó en crudo y en directo?

La base instrumental se grabó en directo, posteriormente se añadieron detalles de guitarra y voces.

Las letras de las canciones supuran "No futuro" y una mirada perpleja y cabreada de la realidad. ¿Algún resquicio para la esperanza?

Las letras podrían haber sido escritas hace seis o siete años, en periodo de bonanza, cuando la mierda debajo de la alfombra aún no era montaña. No hablan de una crisis concreta, hablan de sensaciones y estados de ánimo más profundos que tienen que ver con espectros individuales más que colectivos.

La crítica musical remite a Damned, Wire, Fugazi... Pero también aparecen destellos de rock aflamencado, ('Los duelistas'), como unos Smash o Gong enfurecidos. ¿Es una forma de enraizar las influencias?

No fue demasiado premeditado esto que dices, fue el discurrir natural de las composiciones el que nos acercó, en algunos temas, a ciertos dejes más "de la tierra".

[pull_quote_right]El power pop es, en esencia, un pop hipervitaminado. De eso, creemos, hay mucho en el estilo de la banda[/pull_quote_right]

Decís también que hay pop bajo la robustez de Biznaga. Yo diría más bien power pop, ¿no?

Por supuesto, el power pop es, en esencia, un pop hipervitaminado. De eso, creemos, hay mucho en el estilo de la banda.

La traslación al directo debe de ser complicada, mantener esa energía  aunque se trate de canciones de corta duración. ¿Cómo lo lleváis?

Intentamos tocar el set list un par de veces en cada ensayo, para ganar fondo y que luego en directo podamos enganchar el máximo de canciones posibles, pero aún así es complicado.

Y la camiseta con Antonin Artaud que forma parte de vuestro merchandising, ¿es un homenaje al Teatro de la crueldad?

Artaud, como otros muchos, funciona a la perfección como paradigma de la personalidad límite, con vocación de ir siempre más allá, aunque eso entrañe ciertos riesgos, y eso encaja con la orientación estética y la reivindicación icónica que hacemos en la banda.

Vuestro disco ha tenido bastante repercusión en las listas de 2014 de ciertas revistas especializadas. ¿Es un aliciente o una losa?¿Cómo se presenta el futuro de Biznaga?

Preferimos pensar en ello como un aliciente, un síntoma de que estamos haciendo las cosas bien y una recompensa a todo el esfuerzo realizado. Esto nos anima a seguir trabajando para ir cada vez a más.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *