House of Wolves: “Para conseguir que tu música sea atemporal solo hace falta ser honesto”

Rey Villalobos es House of Wolves.

“Quería que la atmósfera del disco fuera diferente y que además éste tuviera una imagen distinta. El árido paisaje rural de la portada es una buena representación del clima que sostiene el álbum, el de un nostálgico y californiano Indian Summer. Rey Villalobos ha tardado relativamente poco en dar continuidad a ‘Daughter of the sea‘ (Dusk, Dais, Dawn, 2015), un disco que le reafirmaba como uno de los mejores escritores de canciones norteamericanos de su generación y que tendía un puente de plata hacia cotas más altas. El músico californiano nunca ha dejado de pensar en canciones y su capacidad productiva ha dado como resultado un nuevo álbum, marcado por su corto recorrido, tenso, árido pero francamente emocionante. Curiosamente ha dejado de lado la poética naturalista de anteriores entregas y lo ha titulado ‘House of wolves‘ (Discolexique, 2016), simplemente porque “quería que el título conectara con la música”. El álbum fue registrado a principios de 2016, en un casi “dicho y hecho”, durante menos de una semana, y en las instalaciones del Tucker Martine’s studio de Portland, bajo la supervisión del productor y músico John Morgan Askew, quien ha tenido a bien amasar en otras ocasiones y con dedicada brillantez, trabajos de músicos y bandas norteamericanas de la talla de Alela Diane, Laura Gibson o Richmond Fontaine, entre muchos otros. Un cambio de tercio climático con respecto a la aventura irlandesa del anterior disco, que también incide en la estética y la fisionomía que proponen las nuevas canciones de House of wolves.

Portada de 'House of wolves'
Portada de ‘House of wolves’

El tracklist coincide con el de su antecesor en el número de canciones, ocho, aunque a priori, la idea que tenía Rey Villalobos al respecto era otra: “Se supone que este álbum iba a tener 9 pistas, pero la canción que finalmente no aparece en el tracklist final y otras dos, están en el CD extra que acompaña al vinilo que se vende en edición limitada. Yo prefiero álbumes más cortos en lugar de discos con 15 canciones o más, ya que creo que son más fáciles de digerir por el oyente”. El hecho de haber grabado este disco con una banda,  le otorga otra dimensión al sonido de sus canciones. Del lirismo de cortes de trabajos anteriores – inevitable hablar de esa maravilla que es ’50´s‘ – a la profundidad sonora de la no menos brillante, ‘Alabama‘.”Es así, me encanta grabar con una banda, ya que le da una sensación a mi música completamente diferente. Su pintura es como la de un lienzo diferente con otro tipo de pincel, pero, esencialmente, todas las canciones que escribo son idénticas en su núcleo, comienzan de una forma muy minimalista e íntima, pero es la forma de tocarlas y grabarlas la que le da el color y la profundidad determinada”, argumenta.

Es posible que en este disco no haya ganchos inmediatos como la ya mencionada ‘50’s‘ o  ‘Beautiful things‘. La intención de Rey Villalobos ha sido la de difuminar los solos y los elementos que pudieran destacar potencialmente para que la atmósfera se pudiera palpar mejor. “Sí, pero creo que sobre todo es debido a la forma en que se han registrado las canciones, sin lead guitar o ese tipo de ganchos en las guitarras, los vientos o los teclados. Todas las canciones del álbum tienen un sonido muy de gama baja, acomodados en un colchón muy suave proporcionado por el cuarteto de cuerda. Creo que esto oculta inicialmente los ganchos al principio, pero creo que están ahí, sobre todo en las melodías vocales”, explica. También hay momentos específicos que bordean el sonido country. ¿Buscando nuevas formas sin perder de vista sus raíces? “En realidad no, a pesar de que yo estaba listo para recrear más de un rango dinámico con este disco, se trata más de recuperar aquel “viejo sonido americano” y no tanto el sonido country más estricto. Tal y como sonaban aquellos primeros cantantes populares del country folk americano: Roy Orbison, Patsy Cline, Willie Nelson, Everly Brothers, que conforman gran parte de mis raíces, pero mezclados con John Lennon, The Beatles, David Bowie, el Cat Stevens de los inicios, T-Rex, o Donovan. Siento que el álbum tiene una buena mezcla de todas estas influencias, y que el sonido del country folk americano más antiguo, sin duda, está flotando a través de las canciones”.

rey-villalobosEn el tratamiento de la voz en cortes como ‘Oh you little one‘ también podemos detectar algunos rasgos similares con ciertos cantantes clásicos europeos. Le menciono a Jacques Brel: “¡Me encanta esta comparación!. Es tan interesante escuchar lo que los demás perciben en las canciones, y compararlo con lo que yo oigo. Lo que los miembros de banda me dijeron la primera vez que me escucharon cantar ‘Oh you little one‘, fue: “suena muy Bowie”. Pero, tal vez Bowie fue influenciado por Jacques Brel, ¿no?”. También utiliza recursos de música clásica, con la omnipresente presencia del cuarteto de cuerda y el piano, herramientas que, bien utilizadas, siempre dotan a la canción popular del tan ansiado carácter atemporal, “La primera música que aprendí cuando era niño fue a través de las notas clásicas de piano: Chopin, Debussy, Beethoven, Bach, Czerny…Es algo absolutamente atemporal, pero creo que sólo hay que decir la verdad y ser lo más honesto que puedas con tu voz, evitando cantar de manera impostada o queriendo emular a otros artistas y, a su vez, ser sincero con las letras y con la manera en como las cantas. Para conseguir que tu música sea atemporal solo hace falta ser honesto”, observa.

El seguidor de la trayectoria de House of wolves echará de menos entre los cortes que componen el álbum, ‘Love is a war‘, canción que en su momento publicó acompañada de un videoclip de clásica factura y que tenía toda la pinta de ser un (magnífico) aperitivo de lo que iba a ser su tercer álbum, dejando las expectativas a la altura del Himalaya. Pero, sorpresivamente esta canción no aparece en el disco principal, y todo tiene su razón de ser: “Grabamos el disco completo en tres días: el primer día para la batería, bajo, guitarra y, el segundo para el cuarteto de cuerdas y el piano. El último día lo dejamos para las voces. En esa última sesión, después de cantar durante diez horas, mi toma de voz de ‘Love is a war’ no salió tan bien, así que decidí volver a grabar esa canción en Los Ángeles con un productor diferente. Al final opté por incluir esta canción en el álbum que se regala como bonus track al comprar el vinilo directamente desde la página web de Discolexique. Quería preservar que las ocho canciones que aparecen en el disco principal sonaran de la forma más concisa posible y que todas ellas hubieran sido registradas con el mismo productor. Ésta es la razón por la que aparece como una canción publicada en el disco de regalo a modo de bonus. También he registrado una versión diferente de ‘Keep all your lovers‘ y, de hecho, tengo dos tomas alternativas de ‘Love is a war’, la que apareció en el videoclip y que fue grabada en los Ángeles, y otra versión que fue recodificada en Irlanda en el mismo estudio donde grabé ‘Daughter of the sea‘. Es un ejemplo perfecto de como coger una misma canción, grabarla en dos lugares distintos y que el resultado sea completamente diferente”, comenta.

La conexión de Rey Villalobos y sus House of wolves, con Europa es cada vez mayor. Desde las reediciones de sus álbumes en España, con la garantía artesanal de Moonpalace Records, sello que desgraciadamente anunció la bajada de telón – parece que definitiva – hace relativamente poco, hasta la edición de este tercer disco en Discolexique, disquera que tiene su base en Francia, el talento del músico californiano va obteniendo cada vez mayores réditos entre el público y la crítica más allá de los Estados Unidos y prueba de ello son sus próximos movimientos: “Ya he escrito completamente el cuarto disco de House of wolves y sólo tengo que decidir dónde voy a grabarlo. Pero antes de eso, voy a estar presentando el álbum en Paris a principios de noviembre de 2016, en un par de shows promocionales, y luego realizaré una gira europea durante febrero y marzo de 2017. Tengo muchas ganas de tocar estas canciones en directo, girando con la banda y un cuarteto de cuerdas”, concluye.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *