Gianmaria Testa / Prezioso

Gianmaria Testa. Foto: Davide Miglio
Portada de ‘Prezioso’

A vueltas con el fallecimiento en marzo de 2016 de Gianmaria Testa, de cuya noticia tuve conocimiento en el aeropuerto de Ciampino mientras esperaba un vuelo que me llevaría a casa desde Roma, siempre mantuve la secreta esperanza de poder escuchar las canciones del disco sobre la tierra que, según me contó en una de sus últimas entrevistas, estaba preparando concienzudamente, olvidando por un momento la enfermedad que le acechaba y que acabaría trágicamente con su luminoso trayecto artístico y vital.

Sin embargo, el recién publicado póstumo disco del autor de ‘Gli amanti di Roma‘, titulado ‘Prezioso‘ ( Produzioni Fuorivia, 2019), no es un trabajo conceptual ni armado conscientemente, debido a las circunstancias, sino más bien una colección de canciones inéditas, que suman alguna reformulación de su repertorio pretérito y una versión, que conecta su calado mediterráneo con el amor por la chanson y que su mujer, Paola Farinetti, tuvo a bien escoger de entre el archivo del cantautor piamontés.

En total son 11 cortes que fueron registrados originalmente en la casa del propio autor, notas de voz y guitarra acústica que según explica la propia Farinetti en el texto que acompaña a la publicación del álbum, fueron originalmente pensadas para formar parte de discos futuros o colaboraciones que pudieran llegar. El verdadero potencial de este trabajo, además del inevitable componente emocional, reside en cómo la intimidad que aflora en cada una de las canciones es tratada con mimo y máximo respeto en la sala de post-producción, donde pequeños detalles y arreglos acompañan a la rugosa y cálida voz de Testa.

Enmarcadas primorosamente por un dibujo del pintor Valerio Berruti, que conecta la infancia con el mar casi de la misma manera que gran parte de la literatura de Erri de Luca, estas son tonadas construidas con un andamiaje acústico y que tratan los temas recurrentes de Gianmaria Testa: la emigración, los paisajes, los bailes de máscaras de las emociones, la mirada hacia el otro. En este trabajo se conjuga lo inédito – ‘Povero tempo nostro‘, ‘Alichino‘, ‘Una carezza d’amor‘ entre las más destacadas – con una relectura de un éxito de los primeros tiempos, ‘La tua voce’ – que fue publicada originalmente en ‘Lampo‘ (Tôt Ou Tard/Warner Music, 1999) y que aquí se complementa con la participación de la deliciosa voz de la brasileña Bïa Krieger y el músico canadiense Erik West-Millette, además de incluir una delicada versión de ‘Le plat pays‘ de Jacques Brel, en italiano ‘Questa pianura’, acompañado de viejos amigos como Piero Ponzo y Nicola NegriniOtras colaboraciones son las del clarinetista italiano Gabriel Mirabassi , quien dota de aroma mediterráneo ‘Anche senza parlare‘ o la del actor Giussepe Battiston en la balada migratoria y epistolar ‘Merica Merica‘.

Un último viaje que Testa comenzó solo, en la intimidad de su hogar, dando forma a las canciones con su voz y el pulsar de su guitarra acústica pero que sumó compañeros de trayecto, amigos y camaradas de oficio, a través de un periplo emocionante que, indudablemente, le llevará hasta la eternidad.

https://open.spotify.com/album/2f0JMHK7g15p6f4WlUbgry?si=vu6-X7cxThmtD1omFBSFkA

 

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *