Aisha Khan: "Los mejores compositores pueden trascender la perspectiva de género y hacer que las canciones sean universales"

Aisha Khan.

Aisha Khan no esconde sus cartas, como una Pin-up de armas tomar posa en la portada de 'Aishaddiction!' (El toro records, 2017) un disco que absorbe los preceptos de la música americana que intentó amortiguar la desazón de los años de la guerra y la post-guerra mundial y que hilaba un punto de encuentro idílico y fructífero entre el jazz, el blues y el rock and roll, grandes catalizadores de la música popular del siglo XX. La británica echa el guante a la sofisticación para servir en caliente un repertorio de material propio, escrito de su puño y letra, y poniendo en perspectiva femenina unos usos musicales que habitualmente eran apropiados por el género masculino. Además se atreve, tal y como nos cuenta en esta entrevista, con un calypso lleno de sabor que retrotrae tanto a la sabiduría canalla de Robert Mitchum como al poso humorístico de gigantes como Lord Kitchener y que defenderá en directo en una jugosa gira por nuestro país que incluye fechas en Madrid (Gruta 77 - Viernes 19 octubre), Zaragoza (Sala Z - Sábado 20 octubre), Barcelona (Rock Sound - Domingo 21 octubre) y Valencia (Peter Rock - Viernes 26 octubre).

Portada de 'Aishadicction'

Dicen que eres uno de los secretos mejor guardados del Reino Unido. Aunque es probable que tu intención sea que lo que estás haciendo ya no resulte tan secreto. ¿No es así?

¡Creo que si alguna vez fue verdad, definitivamente no lo es ahora! He estado trabajando en muchos proyectos nuevos, por ejemplo el show de Boogie Woogie Women con el pianista español Lluís Coloma y me complace decir que cada vez más personas se están familiarizando con mi trabajo.

Manejas algunas referencias (jazz, rhythm & blues, blues) que suponen un salto atrás de varias décadas. ¿Es la mejor manera estilística para decir lo que quieres expresar?

Siempre me ha gustado la música de raíces americanas de los años 40 y 50 y me he sumergido en el género desde una edad muy temprana. Se ha convertido en una segunda naturaleza para mí porque es lo que mejor sé, por lo que es un medio idóneo para contar historias y crear escenarios en este sentido.

¿Se podría decir que eres un Gilda del nuevo milenio? ¿Tienes alguna referencia estética más allá de la música, el cine o la literatura?

Estoy increíblemente halagada al ser comparada con el personaje icónico de Rita Hayworth en la película Gilda, ella es uno de mis ídolos. Tengo muchos modelos contemporáneos e históricos. Admiro a muchos músicos y artistas, especialmente escritores, que lucharon y crearon un gran arte. Amo a muchos autores estadounidenses del siglo XX, Toni Morrison, James Baldwin, Steinbeck. En términos de bellezas icónicas, adoro a Sophia Loren. Y en la música de muchos grandes cantantes de Jazz y Blues, trato de ponerle nombre a algunos de ellos en mi canción 'Queens of rhythm'.

Parece que con tus canciones has querido invertir la imagen de femme fatale, cuya óptica ha tenido desde siempre una perspectiva muy masculina, por la de una mujer fuerte e independiente. ¿Hay algo sociológico en tus canciones más allá del disfrute estético?

Existe la idea de que la femme fatale usa la belleza y el cerebro para manipular o incluso destruir a los hombres, y creo que tienes razón en que es una percepción masculina de una mujer independiente. No he intentado revertir eso intencionalmente, mi música es exactamente lo que siento y refleja pequeños detalles de mi vida. ¡Sólo soy yo!

También sugiere un fuerte sentido de independencia el hecho de que todas las canciones llevan tu firma, contando con tus ideas y percepciones, no como sucedía con el rock and roll clásico o el jazz, donde la perspectiva masculina era la principal. 

Creo que, históricamente, ha habido muchas escritoras de canciones y también mucha escritura desde una perspectiva femenina, por ejemplo, los grupos de chicas de los años 60. Tal vez, los mejores compositores pueden trascender la perspectiva de género y hacer que las canciones sean universales. ¡Aunque aún no creo estar en esa liga! Renuncié a la música durante mucho tiempo, casi 15 años, y cuando volví y comencé a cantar, salieron las canciones. A veces una canción entera emergía completamente formada y, en ocasiones, podía comenzar con un turno de frase que me gustaba o una pieza de una melodía. Si las canciones tienen una perspectiva femenina es porque son un reflejo de mis experiencias en la vida como ser humano y como mujer.

Aun así, y sabiendo que también eres un intérprete de canciones, tu estilo parece preparado para pisarle los talones a una diva, manejando registros para conmover o sacudir a la audiencia como lo haces habitualmente. 

¡Me encanta vestirme para representar el papel de animadora! Es una parte de la comunicación con el público también, así como una forma de autoexpresión. Cuando comencé a cantar no tenía la misma confianza y facilidad que ahora puedo tener con el público. Es mucho más divertido ser una diva pero está hecho de una manera irónica y humorística.

'No, no, no' es un delicioso calypso. Parece que es la canción de 'Aishaddiction!' que más le está gustando al público a pesar de su distanciamiento estilístico con las demás. ¿Por qué crees que es así?

¡Gracias! Creo que es porque el calypso y los ritmos latinos son muy bailables y la canción es humorística, que está muy en la línea de las letras tradicionales de calypso también. Entonces es divertido y muy accesible. Aunque hay una variedad de estilos musicales en el álbum, todos representan géneros de los años 40 a los 50, así que ese es el hilo común que aporta cierta continuidad.

También parece que has intentado hacer que el sonido fluya de una manera muy orgánica, muy natural, supuestamente lejos de la sofisticación tecnológica, como emborronado por una suciedad muy evocadora. 

Tengo que agradecer a los productores Mike Mariconda y Marc Tena en los estudios Sol De Sants en Barcelona por la gran homogeneidad del sonido. Fueron maestros absolutos en encontrar el equilibrio entre ese sonido auténtico pero grabado tan bien como podría ser. Además, todos los músicos y cantantes españoles que trabajaron conmigo fueron brillantes en lo que hicieron y la calidad de su trabajo ayudó también a conseguir esa homogeneidad.

Como has comentado, tu conexión con Barcelona es muy importante. Has llegado a decir que es tu segundo hogar y tu álbum en solitario está forjado con músicos de allí. ¿Por qué crees que la cultura es tan maltratada en nuestro país a pesar de los grandes artistas y creadores que tenemos?

Como alguien ajeno a ello debo confesar que no sabía que los españoles difamaban su propia cultura. Siempre tuve una sensación de vuestro gran orgullo por vuestro arte, música, literatura, arquitectura y todos los otros grandes artistas que España ha producido. Como cultura europea con una larga historia de producción de grandes obras creativas la contribución de España a la cultura es innegable.

¿Qué sentimientos tienes después de una extensa carrera compartiendo proyectos y ahora lanzándote para publicar en solitario? ¿Es algo liberador o tan sólo un paso más?

Estoy increíblemente feliz de poder hacer mi propia música. Cuando dejé de tocar por un tiempo no me di cuenta de cuánto lo extrañaba y necesitaba. Ahora, volviendo a eso, siento que nunca puedo darlo por hecho y la alegría que siento cuando la gente obtiene algo gratificante de mi música es indescriptible. Me siento muy afortunada de haber podido hacer este álbum y de embarcarme en mi gira por España. Me siento como si volviera a casa.